Hendrix + Mozart = arquitectura

Resultaba todo un desafío. Al menos, para el vanguardista arquitecto Wolf D. Prix. Aceptó en 2008 como un reto el encargo de la Ópera de Múnich de crear un pabellón con la acústica óptima de una sala de conciertos, que a la vez fuera ligero y pudiera funcionar como un edificio móvil. Dado que la petición procedía de un teatro lírico, parecía lógico que la música no sólo fuera fuente de inspiración sino también de creación. Partió de un prisma rectangular generado por ordenador. Selecionó una estrofa de la emblemática canción del guitarrista de rock Jimi Hendrix, Purple haze Excuse me while I kiss the sky– y un verso de la escena del comendador del segundo acto de Don Giovanni de Mozart –Non ho timor: verrò!-. Tras congelar los fragmentos musicales en un sonograma procedió a combinarlos con el modelo base en tres dimensiones. Resultó una secuencia de formas piramidales que emergían como picos del prisma. El fragmento musical de Hendrix determinó el tamaño de los salientes y Mozart, su inclinación. Al final de ese trabajo entre la matemática, la emoción de músicas tan dispares entre sí y la pasión de las formas aguardaba el futurista Pavillon 21 Mini Opera Space de la Ópera de Múnich.

Fuente: El País , www.elpais.com

Anuncios
Published in: on 28 junio, 2010 at 2:09 AM  Dejar un comentario  

The URI to TrackBack this entry is: https://rincondeflamel.wordpress.com/2010/06/28/hendrix-mozart-arquitectura/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: